domingo, 1 de mayo de 2016

ONL Medioambiental

Amigos de la Tierra 



Desde diciembre del año 1979, la Organización No Lucrativa Amigos de la Tierra realiza acciones a favor del medio ambiente, fomentando un cambio social para tener un mundo más justo y respetuoso con la naturaleza.


La organización surgió en Estados Unidos pero pronto se trasladó a diversos países, como Francia, Gran Bretaña y Suecia, que crearon la federación de Amigos de la Tierra Internacional, de la que hoy en día España es partícipe. También se encuentra dentro del grupo europeo para incidir en las políticas y presentar alternativas favorables al medio ambiente. De esta manera cuentan con más de un millón de socios repartidos en diversos países de los cinco continentes.

Amigos de la Tierra se organiza de lo local a lo global, es decir, se trata de grupos locales que realizan diferentes campañas para conseguir el apoyo de la población y darse a conocer, pero siempre con perspectiva global. Su estructura es horizontal, tienen asambleas anuales y encuentros de los diferentes grupos, que proceden de Andalucía, Aragón, Ibiza, Galicia, La Rioja, Madrid y Mallorca.

Las decisiones que se toman en la asociación corren a cargo de la junta 
directiva, que se encarga de supervisar el trabajo técnico y de revisar el cumplimiento del plan estratégico. Está formado por su presidente, Víctor Barro Casal, por Rebeca Moreno, secretaria general, la tesorera Sandy Hemingway, el presidente de juventud Brais Palmás y cuatro vocales.  Actualmente centran su trabajo en cinco áreas: agricultura y alimentación, cambio climático y energía, recursos naturales y residuos, justicia económica y cooperación para el desarrollo.

Uno de los objetivos que persigue la organización es el de transparencia, por lo que en su página web se pueden observar numerosos documentos y balances que dan coherencia a sus valores. Por ello cuentan con el sello de Transparencia y Buen Gobierno de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo y, además, todos los años sus cuentas y proyectos se someten a una auditoria externa.
Su financiación proviene de personas socias, subvenciones de administraciones públicas como del Ministerio de agricultura, alimentación y medio ambiente, y de aportaciones procedentes de otras fundaciones. Además, no aceptan fondos de multinacionales o empresas que antepongan sus beneficios al interés de personas o de la naturaleza. Afirman que son estas empresas las que marcan las políticas mundiales, por lo tanto aceptar su dinero iría en contra de los valores de Amigos de la Tierra. 

Según los últimos datos de 2014, el 52% del gasto de la compañía iba dirigido a proyectos, un 27% gastos financieros, un 20% al personal y un 1% a gastos de explotación. En cuanto a ingresos, la mayor parte proviene de subvenciones públicas (79%), y el resto de donaciones privadas y otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada