martes, 8 de marzo de 2016

Feria World Olive Oil Exhibition

Los pasados días 2 y 3 de marzo se celebró una feria en la que el aceite fue el protagonista. Más de una decena de puestos nacionales e internacionales se dieron cita en IFEMA, en un encuentro entre productores, distribuidores, comerciantes, etc. De uno de los sectores más importantes.

En este evento cargado de catas, conferencias, y diversas actividades, pude conocer de primera mano todo lo relacionado con este mundo. El aceite supone un alimento básico en las cocinas españolas, por lo que es importante aprender cómo se elabora y cuál es el mejor para degustar.

Pero, ¿sabemos realmente lo que consumimos? Poca gente conoce lo que hay detrás de las etiquetas de aceite que encontramos en los supermercados y muy pocos saben lo que esconde el marketing de estos productos. Los usuarios estamos poco formados en distinguir y reconocer los diferentes tipos de aceite que existen, su elaboración, embotellado…. En definitiva, compramos aquél que tiene menor coste sin pensar que los aceites de calidad tienen un precio mayor porque su proceso de elaboración es más difícil y su producción menor.



En este sentido, cabe destacar que el ‘aceite de oliva suave o intenso’ no es más que un aceite refinado. Según explicaciones de varios productores de la feria, se trata de un aceite que ha sufrido un tratamiento químico en su producción y se mezcla con uno de oliva virgen extra para conservar su sabor y su olor.
El embotellamiento también es importante para su buena conservación. El aceite de calidad se encuentra en aquellos recipientes de cristal o vidrio oscuro que mantienen sus propiedades correctamente.

Por otro lado, la moda de los aceites ecológicos está elevando las ventas del sector, que aumentan cada año. Este hecho hace que muchos productores quieran llevar a cabo un proceso ecológico para aumentar sus ventas o cubrir las necesidades de la demanda, pero algunos especialistas de la feria explicaban la cantidad de requisitos para poder etiquetar las botellas como ‘ecológicas’, establecidos por el Reglamento de la Unión Europea y certificado en las Comunidades Autónomas por diferentes organismos. Estos requisitos suponen un elevado gasto que muchos no se pueden permitir, aunque realicen su producción con procesos respetuosos con el medio ambiente a través de abonos específicos y de evitar productos químicos en el cultivo y producción de aceite.


En conclusión, debemos ser consumidores activos y preocuparnos por todo aquello que adquirimos. Elegir un buen aceite hace que cuidemos nuestra salud con la alimentación, por lo que hay que saber buscar y conocer la calidad. A veces, lo barato sale caro y es importante saber que el aceite de oliva virgen extra es, sencillamente, zumo de aceituna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada